10 granos sin gluten para agregar a tu dieta

10 granos sin gluten para agregar a tu dieta

Si eres sensible al gluten o simplemente quieres comer menos, aquí tienes 10 granos sin gluten que ofrecen muchos beneficios para la salud:

AMARANTO

El amaranto tiene un sabor único y terroso y es rico en fibra y proteínas. Técnicamente, no es ni un grano ni una hierba, sino una planta que está relacionada con la espinaca y la acelga. Originaria de México, la planta se utilizó ampliamente en las dietas de los antiguos aztecas. La planta produce flores que tienen una gran cantidad de semillas, que se pueden cocinar como un grano o molido en una harina. Se encuentra en el aminoácido lisina, por lo que es una excelente opción para tratar afecciones e infecciones relacionadas con el virus, que incluyen herpes labial y artritis.

Además, es una excelente fuente de hierro, calcio y vitamina E. Tiene un alto contenido de proteínas, con aproximadamente 26 gramos por taza de amaranto. Una taza del grano sin cocer tiene aproximadamente el 86 por ciento del requerimiento diario de hierro. También se ha encontrado que contiene esteroles vegetales que regulan los niveles de colesterol. Se puede utilizar en lugar de la mayoría de los granos o como harina en la cocción, pero también es una gran alternativa a la papilla para el desayuno.

ARROZ MARRÓN

A diferencia del arroz blanco, el arroz integral es rico en fibra y vitamina E. La vitamina E es esencial para una piel sana, función inmune y muchas otras funciones críticas en su cuerpo. Durante el procesamiento del arroz integral en blanco, estos nutrientes se pierden en gran medida. El arroz integral también contiene altas cantidades de minerales, manganeso, magnesio y selenio. También contiene triptófano, que ayuda a dormir. El selenio ayuda a prevenir el cáncer. El arroz integral puede reemplazar fácilmente el arroz blanco en casi cualquier receta: sopas, guisos, salteados e incluso para hacer un sustituto de la leche sin lácteos.

ALFORFÓN

El nombre es un poco engañoso. El alforfón no está relacionado con el trigo y no contiene trigo ni gluten. Ni siquiera es técnicamente un grano, sino una semilla que es pariente del ruibarbo. Es alto en fibra, manganeso, magnesio, triptófano y cobre. La investigación muestra que el consumo regular de alforfón reduce la incidencia de presión arterial alta o colesterol alto. La combinación de vitamina C y la rutina flavonoide le dan al trigo sarraceno su capacidad para evitar la acumulación de sangre y para que la sangre se mueva sin problemas a través de los vasos sanguíneos. La investigación en la revista médica Nutrition Research encontró que el trigo sarraceno puede ser útil en el tratamiento de la diabetes al mejorar la resistencia a la insulina, una condición en la que el cuerpo no responde lo suficiente a la insulina, lo que resulta en niveles excesivamente altos de azúcar en la sangre.

ARROZ PROHIBIDO

Se cree que en la antigua China, el arroz negro era reverenciado y solo el emperador podía comerlo, lo que dio como resultado el nombre de “arroz prohibido”. En los tiempos modernos, el arroz negro o arroz morado, como también se lo llama, es uno de más de 40,000 variedades de arroz, pero ahora está disponible en la mayoría de las tiendas de comestibles o alimentos saludables. El arroz prohibido, o arroz negro, como también se lo conoce, también se muestra prometedor en el tratamiento de los trastornos gastrointestinales causados ​​por Helicobacter pylori, que incluyen úlceras, según un estudio publicado en Molecular Nutrition and Food Research. El arroz negro no contiene gluten y tiende a ser poco alergénico, por lo que la mayoría de las personas con sensibilidades alimenticias o alergias pueden manejarlo. Técnicamente, el arroz negro como otros tipos de arroz es una semilla, no un grano, por lo que se puede comer incluso en la mayoría de las dietas sin granos. Tiene una textura ligeramente masticable y un delicioso sabor a nuez.

MIJO

De textura similar al cuscús, el mijo tiene un alto contenido de manganeso, fósforo, triptófano y magnesio. El fósforo es un componente clave del ATP: la moneda energética de su cuerpo. ATP ayuda a garantizar que su cuerpo tenga la energía que necesita para cada función. El triptófano es el aminoácido que ayuda a su cuerpo a producir melatonina, que a su vez lo ayuda a dormir como un bebé por la noche. Se ha demostrado que el magnesio reduce la severidad de los dolores de cabeza y el asma. Y, según una nueva investigación publicada en el American Journal of Gastroenterology, los alimentos ricos en fibra insoluble como el mijo pueden ayudar a reducir la incidencia de cálculos biliares.

AVENA SIN GLUTEN

La avena es naturalmente libre de gluten; sin embargo, a menudo se cultivan o procesan junto con el trigo, lo que significa que pueden contaminarse con gluten. Por lo tanto, si tiene una sensibilidad o intolerancia al gluten severa, la avena sin gluten puede no ser adecuada para usted. Sin embargo, si solo está tratando de comer menos gluten, puede disfrutar de algunos de los beneficios de la avena sin gluten, que son buenos para su cuerpo de muchas maneras. Ayudan a estabilizar el azúcar en la sangre y reducir el colesterol, y son ricos en proteínas y fibra. La avena está disponible en muchas formas, incluyendo instantánea, corte de acero, laminado, salvado, grañones, copos y harina. Las mejores opciones son las menos refinadas, como el acero cortado, laminados, copos y salvado. La harina de avena es un excelente sustituto de la harina de trigo en las recetas para hornear. Una buena fuente de minerales como el manganeso, el selenio, el magnesio y el triptófano para el sueño, en muchos.

QUINOA

La quinua, un alimento básico de los antiguos incas que lo veneraban como sagrado, no es un grano verdadero, sino la semilla de una hierba. A diferencia de la mayoría de los granos, la quinua es una proteína completa y tiene un alto contenido de hierro, magnesio, vitaminas B y fibra. En estudios, la quinua es una ayuda comprobada para las personas que padecen migraña y, como la mayoría de los cereales integrales, disminuye el riesgo de enfermedad cardíaca. También contiene los componentes básicos de la superóxido dismutasa, un antioxidante importante que ayuda a proteger los centros de energía de sus células contra el daño de los radicales libres.

SORGO

Introducido en Norteamérica en 1757, el sorgo en realidad tiene miles de años. Dependiendo de la variedad, la planta puede crecer entre 5 y 12 pies de alto. Los granos de la planta son ricos en proteínas y tienen un sabor suave y una textura ligera, por lo que es ideal para comer como grano o tierra y se usa como harina en productos horneados, ya que los hace menos densos. Es una buena fuente de niacina, así como los minerales calcio, fósforo y potasio. Es un antioxidante natural y tiene propiedades antiinflamatorias.

TEFF

Originario del norte de África, el teff es un alimento básico en muchas dietas africanas tradicionales y es más conocido por su papel en la cocina etíope. Si alguna vez has comido injera, un tipo de crepe grande y fermentado que se utiliza como base de muchos platos etíopes, probablemente hayas comido teff. Es el grano más pequeño del mundo, aproximadamente del tamaño de una semilla de amapola. Con su sabor único y ligeramente a nuez, impone un delicioso sabor y mucha nutrición a productos horneados. En un estudio de 1800 personas con enfermedad celíaca, quienes comieron teff tuvieron una reducción significativa en los síntomas. Similar a la quinua, es una proteína completa. Además, tiene un alto contenido de lisina, calcio, cobre y hierro. Úselo para hacer pan plano salado que se puede comer junto con platos de inspiración africana. También puede agregarlo a productos horneados para impartir un sabor a nuez y aumentar la proteína y la calidad nutricional general de la cocción sin gluten.

ARROZ SALVAJE

Como el mijo y la quinua, el arroz silvestre no es un grano verdadero. En realidad, es un tipo de semilla de pasto acuático nativa de los Estados Unidos y Canadá. Tiende a ser un poco más caro que otros granos, pero su alto contenido de proteína y sabor a nuez hacen que el arroz silvestre valga cada centavo. Es una excelente opción para las personas con enfermedad celíaca o aquellos que tienen sensibilidad al gluten o al trigo. El arroz silvestre también tiene un contenido calórico menor que muchos granos con solo 83 calorías por media taza de arroz cocido. Y es alto en fibra. Agregue arroz silvestre a sopas, guisos, ensaladas y pilaf. Es importante tener en cuenta que el arroz silvestre es negro. Hay muchas mezclas de arroz blanco y arroz silvestre, que consisten principalmente en arroz blanco refinado. Asegúrese de usar solo arroz silvestre real, no las mezclas.

Artículo original:

https://www.care2.com/greenliving/10-gluten-free-grains-to-add-to-your-diet.html

No Comments

Post A Comment

Más información